Usamos cookies propias y de terceros para recoger información estadística, mostrarle ofertas y mejorar nuestra web y servicios. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información en la política de cookies.

La Molineta
"La Estrella de Oro"

Situado en el céntrico barrio lagunero de San Honorario, antiguamente denominado Llanos de los Molinos, el molino de Gofio La Molineta "La Estrella de Oro" fue construido a finales del siglo XIX (año 1886) por D. Isidoro Ortega, afamado constructor palmero, que revolucionó toda la molinería de aquella época. 

Aplicó su conocido "Sistema Ortega", con una construcción y técnica revolucionaría en ese momento, añadiendo un sistema para la rotación de las aspas, poniendo en práctica un nuevo tipo de molinos de viento hasta entonces completamente desconocido en Canarias, el molino de pivote.

Junto con una estructura más ligera, un sistema de 12 aspas y una serie de mejoras añadidas, permitió moler casi el doble de cantidad de grano con la misma fuerza motriz o viento, convirtiendo a La Molineta "La Estrella de Oro" en uno de los molinos más importantes y característicos de las islas, manteniendo su reputación y reconocimiento hasta la actualidad. 

En 1933

Se produce otro gran avance tecnológico con la llegada de la electricidad e instalarse el primer motor eléctrico, siendo La Molineta el primer molino en utilizar la electricidad para la molienda, permitiendo una elaboración menos costosa a la vez que manteniendo toda la esencia de la tradición y del propio gofio, sistema con el cual el molino sigue funcionando actualmente. 

En 1970

Fue cuando La Molineta se convirtió en el primer molino en envasar gofio de millo y de trigo, en un principio para la comercialización con tiendas locales y poco después para extenderse a otras islas; siendo en 1999 cuando mantienen el primer contacto con el mercado internacional. 

En 2019

La Molineta recibe la Medalla de Oro de Tenerife, otorgada por el Cabildo en reconocimiento como empresa centenaria, en el que no solo se valora la antigüedad, también la contribución al empleo y a la economía familiar, el sector al que se dirige, el número de generaciones implicadas y el compromiso social y medioambiental. 

El presidente del Cabildo recordó, durante su intervención, que:

Muchas empresas echaron el cierre porque apareció una competencia contra la que no podían luchar. Miles y miles de persianas se dejaron caer al tiempo que se iluminaban otros escaparates. Solo unos pocos elegidos estaban llamados a sobrevivir nada menos que un siglo.

En la actualidad, la estructura creada para La Molineta es la que aún se mantiene para el funcionamiento del molino, continuando una gran tradición e impregnando La Laguna día tras día con ese aroma tan característico de gofio recién hecho. 

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña